viernes, 27 de noviembre de 2009

.
.
Porque el tiempo corre
la sed no espera
el hambre no cede,
lo que huelo no es ella.

En cambio el hombre
espera sentado
fuma,
persiste,
complica posibilidades.

En cambio ella
espera sentada
fuma,
resiste,
fabula encuentros imposibles.


Entonces ellos
así sentados llueven,
insisten,
rebelan órdenes y escenas.

2 comentarios:

lurba dijo...

santi querido
me entero de tu mudanza
sólo porque bardeás
mis metáforas futbolísticas.
qué bonito.
a propósito, playmovil va con v, navo.
besos en el adano

marìa lluvia dijo...

ah, de repente tenès blog, mirà còmo me vengo a enterar